Curso Aikido en Familia El Vendrell

El primer peldaño

Un post de Jesús Ruano,  Aikido El Vendrell

Da el primer paso con fe. No tienes por qué ver toda la escalera.
Basta con que subas el primer peldaño

(Martin Luther King)

El 18 de enero de 2014 decíamos que aquel primer curso con la asistencia de Octavio de la Mata y Ángel Martínez era para nosotros motivo de celebración por dos razones. La primera, porque nunca antes habíamos tenido la oportunidad de contar con grandes maestros de la asociación en nuestro municipio. La segunda, porque era el inicio de una nueva etapa.
El sábado 6 de septiembre, Octavio y Ángel nos han vuelto a ayudar a avanzar en nuestro camino.
Todo estaba dispuesto: Un entorno acogedor, con el sol y la brisa del mediterráneo como marco, y unas instalaciones amplias para practicar con comodidad en un ambiente agradable y recogido.
Como no podía ser de otra manera, los maestros no defraudaron. Los asistentes pudimos disfrutar por la mañana del trabajo y la precisión técnica de Octavio. Ikkio, Iriminage, kotegaeshi, etc., en fin, tres horas de buen trabajo y mucho sudor.

Previous Image
Next Image

Después de la comida en la orilla del mar, volvimos al tatami. Àngel planteó combinaciones  muy interesantes de jo y boken.

El nivel técnico y la calidad humana de nuestros maestros son incuestionables. Lo demuestran en cada curso al que acuden, muchas veces con considerable esfuerzo personal y con la única vocación de dar apoyo al grupo de referencia.

En este sentido, creo que tenemos una asignatura pendiente por lo que respecta a poner en valor a los técnicos de alto nivel de nuestra asociación. Uno de los enormes méritos de AETAIKI es precisamente haber producido, con tiempo, trabajo y perseverancia, una excelente plantilla de maestros perfectamente equiparables a los de otras organizaciones que, sin embargo,  han conseguido mayor proyección internacional.

Como aumentar la visibilidad de estos nuestros maestros y por tanto contribuir a la difusión del aikido se me plantea como un reto en el que aún tenemos mucho camino por recorrer.

Por nuestra parte hemos subido el segundo peldaño y así, paso a paso, el año que viene propondremos otra edición del curso de verano que espero podamos disfrutar muchos.

Solo me queda agradecer a los compañeros de Lleida y Amposta el apoyo que siempre nos prestan.