Curso Navidad Tomás y Roberto Sánchez en Valladolid

25 años de práctica de Aikido en Valladolid

Un post de Jacinto Herrador

Ya va siendo una costumbre escribir la crónica del curso que celebramos anualmente en Valladolid de la mano de nuestro Shihan, Tomás Sánchez, este año acompañado de su hijo Roberto Sánchez.

Este año era especial, celebrábamos oficialmente los  25 años de práctica de Aikido en Valladolid, siempre de la mano de nuestra Asociación. Cuando aparecen estos eventos, uno tira de nostalgia, pero creo que a pesar de las sensaciones, anécdotas, y experiencias vividas en todo este periodo, siendo importantes porque crean nuestro carácter y nuestra forma de ver el Aikido, lo importante, si cabe, es lo que está por llegar.

Como siempre, el curso empieza meses antes con los preparativos: alquiler de polideportivo, hotel para los maestros, elección de fechas, reunión con la organización etc…, para que todo, el día señalado, salga bien. En este aspecto, máxima responsabilidad y autodisciplina para que no se escape ningún detalle

Previous Image
Next Image

Llega el momento de la verdad, una vez montado el tatami (trabajo en equipo excepcional), la práctica de Aikido, que es a lo que hemos venido,  por parte de todos los asistentes, en un marco adecuado y siguiendo las pautas marcadas por nuestro Maestros. Resultado más que satisfactorio, tanto por el trabajo propuesto por nuestro shihan, como por Roberto.

Personalmente me quedo con algún adjetivo, que si bien se tiene siempre en cuenta, en este curso en particular dado el evento que celebramos, cabe resaltarlo aún más; son los adjetivos que nos mueven en la práctica, COMPROMISO, PASION  Y FIDELIDAD, a una línea de trabajo dentro del mundo del Aikido marcada por nuestra Asociación.

Bueno finalizando el año 2014 ya pensamos y tenemos fecha para el próximo curso del 2015. Agradecer como siempre a todos los asistentes su presencia en el curso, invitándoles a participar en el del año que viene. Sin más, que tengamos un nuevo año lleno de buenas cosas y sobre todo de buen AIKIDO.

Un abrazo aiki