Un Curso Familiar

Roberto Sánchez, 6º dan, en Valladolid 6-7 Junio de 2015

Un post de Javier Núñez
“El SARGENTO”

Hola compañer@s, esta vez me ha tocado a mi hacer una reflexión sobre el ya tradicional curso de junio impartido por nuestro querido maestro Roberto Sánchez.

Que puedo decir que no hayáis sentido todos los que habéis asistido a él. Como siempre un trabajo intenso con una enorme calidad técnica que a menudo nos descubre nuevos matices e incluso nos hace replantearnos algunos trabajos que observamos bajo su punto de vista. Como dijo el maestro en alguna ocasión durante el curso “a veces los trabajos aparentemente más sencillos son los más complicados de realizar.”

En su presentación nuestro maestro Jacinto dijo que este curso ya se había convertido en una rutina, pero refiriéndose a la palabra “rutina” siempre en el mejor de sus significados, por supuesto, como algo que realizado de forma habitual educa nuestros sentidos y nos hace reaccionar instintivamente de la forma más correcta y es por ello que nos la autoimponemos como algo imprescindible en nuestro calendario anual.

En cuanto a la sensación en general la palabra seria  FAMILIAR, con el maestro y por supuesto con los compañeros. La entrega, la complicidad, el “buen rollo” que se respira junto al trabajo serio, hace que las cosas fluyan de la forma agradable, que el esfuerzo sea más llevadero y que ¡¡la deseada cervecita de después te sepa aún mejor si cabe!!

Previous Image
Next Image

Pero todo esto no sería posible sin el trabajo y el carisma de nuestro Jacinto y la colaboración de todos los compañeros que siempre están dispuestos a echar una mano en lo que se necesite.

Con todo no me queda más que desear que esta “rutina” se siga repitiendo todos los años y que sigamos siendo un grupo de Aikidokas tan cohesionado y con las mismas ganas de trabajar que hemos demostrado hasta ahora.

Un saludo para todos