Un Encuentro Excepcional

Homenaje al Maestro Tamura, 4 y 5 Junio 2016, La Provenza

Un post de Guillermo Pérez

Bueno, no sabría cómo empezar, porque creo que en un espacio tan reducido no se pueden expresar los sentimientos más grandes que existen, pero, voy a intentarlo.

El Maestro Tamura es la persona que marcó mi vida, un hombre increíble, impresionante, único. Una gran persona. Me quedo corto, ya que no tendría palabras para definirle.

Nos enseñó a que si uno quiere lograr sus sueños, tiene que seguir adelante sin rendirse (caer y levantarse) sin importar que obstáculos haya por delante (constancia), y que con el esfuerzo de uno se puede llegar muy lejos (fidelidad a la línea de trabajo).

Nunca hubiera podido imaginar, a tantas personas llegadas de toda Europa y otros países de ultramar nos uniéramos en torno a su memoria.

Previous Image
Next Image

He tenido la inmensa suerte de contar en esta singladura, con los mejores compañeros y amigos que a uno le hubiera gustado para este viaje. Hemos sentido emocionados que la semilla dejada por el Maestro Tamura dio su fruto, y estábamos en el tapiz muchas generaciones de practicantes, que, pese al poco espacio y al calor sofocante, estuvimos trabajando intensamente durante todo el fin de semana en la Provenza.

Nos tocó ser los embajadores españoles ante el Doshu, ya que fuimos los únicos en este encuentro tan importante. Vale más una imagen que mil palabras. Aquí os dejo algunas que iré ampliando.

Un hermoso homenaje muy emotivo. Una gran persona, un gran maestro

“Puedes tropezar, pero, sigue caminando”