Curso Internacional Aikido, Bolivia 2016

La gratitud es una vacuna

Un post de Guillermo Pérez, 6º dan

De vuelta a casa, ya en el avión, tengo que valorar el curso que acaba de terminar. Siempre es una responsabilidad dirigir un curso, pero, cuando sales de las fronteras del país donde resides la responsabilidad crece exponencialmente.

Después de varios días de práctica he de confesar, que cada año que vuelvo el nivel de los alumnos va creciendo. El empeño que ponen, el esfuerzo y esas ganas de superación personal, bien hacen que todo sea posible. Quizás los que más se aplican sean los niños. Son como esponjas que lo aprenden todo con una rapidez que hasta sorprende.
Agradecer a los organizadores PATRICIO Y PAOLA que prepararon este año el evento. Sé que ha sido un año duro y complicado. Estar al frente es siempre un trabajo tedioso.
Llegó el final de curso. Otro más que se nos va casi sin darnos ni cuenta. Es un momento de alegría pero al mismo tiempo de tristeza por las despedidas… Los alumnos se despiden hasta el curso que viene. Yo me despido de los alumnos y también de sus familias. Unos se van, otros se quedan…

Por este motivo y siguiendo mi objetivo, el de establecer una alianza entre la familia y el aikido, agradecer a todos los que se acercaron unos a participar, otros de acompañantes para ver lo que acontecía en el tapiz.

“La gratitud es una vacuna, antitoxina y un antiséptico”

John Henry Jowett

Espero, y ese es mi deseo, que podamos seguir celebrando este curso anual y que el número de personas que se acerca aumente.

bolivia2

Hay que seguir practicando, pero, en el tapiz. Los libros son caducos, los videos también. Además si no has vivido intensamente la práctica en el tapiz, ¿qué te aporta un video de alguien que igual no conoces y que ni siquiera has asistido a uno de sus seminarios? Sólo perderse.
Hay que ser fieles a una línea de trabajo y ser constantes. Esa es la verdadera vía del progreso técnico, aunque sea cansado. La vía del Budo es así.

bolivia3

Gracias a los que habéis aguantado estoicamente el ritmo y la práctica en el curso hora a hora. A los más jóvenes, seguir con ese ritmo de demandar conocimiento, a los más veteranos, seguir con ese espíritu joven. Y para todos los demás, espero veros muy pronto.