Pedro Bernardo 2018

Conociéndonos un poco más

Un post de Víctor M. González y Jacinto Herrador

¡Pedro Bernardo!!!

La Casa de nuestro Shihan Tomás Sánchez, Balcón del Tiétar, lugar de encuentro de moteros, aficionados al parapente y, sobre todo, sinónimo de AIKIDO.

No es un curso al uso, ya que la cercanía y convivencia con Maestros y compañeros de otras localidades, hacen de éste un evento especial en el calendario de Aikikai España. Del grupo de Valladolid se acercó gente el viernes por la tarde y otros salimos el sábado bien prontito, para llegar a la sesión de las 09:00 horas; viaje poco agradable ya que la lluvia no cesó en todo el trayecto.

Comenzó David Sánchez con el calentamiento acorde a una sesión que duraría 4 horas, respiraciones, estiramientos … dando el relevo a Tomás Sánchez Shihan, llevándonos desde los fundamentos básicos, al estudio de la técnica; tanto en suwari waza (necesario practicar diariamente) como en tachi waza. Como no podía ser de otra manera, comenzó con Kokyu ho, luego las inmovilizaciones, para proseguir con las técnicas de proyección Shiho nage, Kote gaeshi, Khosi nage, Kokyu nage y terminar con el Jiju waza de repaso de todo lo realizado durante la clase.

Descanso de 15 minutos, después del gran esfuerzo realizado durante las tres primeras horas, para proseguir con la última hora a cargo de Roberto Sánchez, Director Técnico de Aikikai España, el cual hizo un repaso de técnicas de Jo, dando opciones a los aspirantes a grado, para que realizaran las mismas bien por el interior o por el exterior.

Comida en familia, en la cual nos pudimos deleitar con “el Cante” de nuestro amigo Félix en la sobremesa; Todo un espectáculo!!! Tarde de siesta y paseo, y a dormir, que al día siguiente más de uno tenía una cita con el Tribunal Examinador… jejeje

La clase del domingo, fue encaminada a recordar los detalles básicos exigidos por el Tribunal  para los aspirantes al Grado de tercer y cuarto Dan.

Y comenzaron los exámenes… suele pasar que se empieza un poco despistado y hasta que se calman los nervios, vas un poco atenazado; Un toque de atención de nuestro Shihan y todo volvió a la normalidad, demostrando los candidatos que el trabajo ya lo traían hecho de casa y que ese momento era el de disfrutar dando todo lo que se tiene dentro, sin guardarse nada.

Previous Image
Next Image

Dar la enhorabuena a todos los compañeros-amigos que pasaron con nota el trámite.

No quiero despedirme de todos, sin decir que es un auténtico placer compartir tatami con sextos danes como los allí presentes Roberto Sánchez, David Sánchez, Octavio de la Mata,  José María Martínez Zufía, Ángel Martínez así como quintos danes, cuartos… a veces pienso que no somos conscientes de la suerte que tenemos de poder compartir un entrenamiento con compañeros de tanto nivel. Deberíamos hacer cola ante ellos, para poder tener la oportunidad de practicar con parte de la historia del Aikido en España (reflexión que debemos de hacer todos).

Como continuación de la magnífica crónica de nuestro amigo Víctor González, quisiera hacer hincapié en las sensaciones que produce un curso de estas características, por su contenido desde luego, pero sobre todo por la interacción  entre todos los participantes antes, durante y después del entrenamiento, por su cercanía familiar durante todo el fin de semana compartiendo mesa y mantel, que nos hace más participes del desarrollo del curso, a la vez de todos y cada uno de nosotros. Las charlas de después, el conocerse un poco más ese amigo de tatami que por la premura de otros cursos no puedes entablar una buena conversación desde luego de Aikido, como no podía ser de otra manera, lo que me he permitido llamar el” post-aikido”.

Bueno y como colofón los exámenes de altos grados, compromiso ineludible para un buen número de practicantes, yo tuve el honor de poder presentar a tres de mis alumnos con un resultado satisfactorio, aunque lo que quisiera resaltar es el nivel de compromiso para llegar a ese momento bien preparados y a su vez el compromiso que adquirimos los profesores para que se preparen convenientemente en aras de ofrecer la mejor imagen de nuestra Asociación. Sin más, desearles a todos un buen verano y a nuestro Shihan agradecer la confianza en mi persona para poder relatar las sensaciones vividas en su curso.

Un abrazo aiki.