Desarrollando el Corazón

Curso de Guillermo Pérez en Asturias

Un post de Abel Rubio.

Los científicos que estudian el comportamiento del cerebro humano afirman que nuestros recuerdos no coinciden exactamente con lo acontecido en el pasado, los seres humanos tenemos la tendencia de adornar determinados detalles para hacer que las experiencias pasadas parezcan mucho más idílicas de lo que fueron en realidad, por eso al escribir la misiva sobre este curso intentaré utilizar preferentemente otro componente de mi cuerpo, un músculo que se puede desarrollar con la práctica del Aikido.

El corazón.

No voy a entrar en los detalles técnicos porque estoy convencido de que aún soy incapaz de comprender lo que el maestro Guillermo nos intentó transmitir en este aspecto, prefiero hablar de las sensaciones que me dejó este evento del 9 de febrero 2019 en Pola de Siero.

Previous Image
Next Image



Podemos dividirlo en dos partes: 3 horas de trabajo intenso por la mañana y la convivencia de la comida, en la tarde, con un mensaje claro…. todo maestro tiene que ser además un alumno permanente, de no ser así se deja de progresar creando una distancia innecesaria con los alumnos. Yo añadiría que todos tenemos que convertirnos en nuestro propio maestro y seguir el camino de ese que va delante, pero nunca sus huellas, no debemos pretender convertirnos en una fotocopia sino más bien en una mejor versión de nosotros mismos.

Quiero terminar dando las gracias a todos los asistentes, sobre todo a los venidos de otras regiones, siempre es un placer poder compartir la práctica en el tapiz con ellos y porque no decirlo también en el chigre, puesto que el Aikido no debe limitarse únicamente a esos momentos de transpiración sino también a los de hidratación.

Gracias a Paco por organizar una vez más este curso y al maestro Guillermo por su paciencia y buen humor ante nuestra torpeza.