El río que fluye bajo nuestros pies…

Memorial Emilio García

Un post de Manolo Montañés

               … se alimenta del trabajo, de la experimentación, del sacrificio de otros antes que nosotros, no podemos verlo pero podemos adivinar la presencia de una corriente que oímos, que sentimos. Y ya sobre nuestros pies, el trabajo, la experimentación y el progreso continúan.

                Roberto Sánchez, 5º dan, nos ayudó a poner los pies en el suelo durante el curso nacional que dirigió en Santander los días 14 y 15 de Abril para un amplio, y variopinto en sus procedencias, grupo de aikidokas. Una más que acertada selección de propuestas, los problemas a resolver y las herramientas para ello, administradas con seriedad y cercanía en tres sesiones de trabajo muchísimo más agradables que el inclemente tiempo que reinaba en Cantabria, y que convertía nuestro dojo en una especie de cálida isla tropical de sonrisas y sudores, y por cierto, salpicada el sábado de unos cuantos niños y niñas de corta edad aun más felices y sonrientes que los adultos.

                El Memorial es la ocasión para recordar y mostrarse agradecido, sí, pero mejor para reflexionar sobre lo que tenemos y adónde vamos. Mucho de eso hubo en las clases y en la cena del curso, reseñable en esta ocasión, tanto por lo gastronómico, como por el interesante coloquio suscitado entre los asistentes sobre las diferentes caras de esta cosa tan difícil de describir como es el Aikido.

Previous Image
Next Image

            Gracias a todos los que participaron en el curso, también a los que ayudaron a que todo saliese bien, al Instituto Municipal de Deportes de Santander por su decidida colaboración y a Roberto Sánchez por su, nuevamente generosa, aportación al río que fluye bajo nuestros pies.